fbpx

El verano es el momento en el que tienes algo más de tiempo para ir al cine o tumbarte en el sofá a mirar algo sin prisas. Te propongo hacerlo con el objetivo de aplicarlo a tu crecimiento personal. Quizá muchas de las películas que te voy a comentar ya las has visto, pero ¿lo has hecho de forma consciente? Es decir, ¿tratando de mirar las emociones que te despiertan? A continuación, te comparto una lista de películas que tratan sobre las emociones básicas.

 

¿Cuáles son las emociones básicas?

Alegría, tristeza, miedo y rabia, las cuatro emociones básicas que te dan más información sobre cómo estás en el presente. Estas emociones se tratan como “básicas”, porque pueden reconocerse fácilmente en cualquier persona. Además, casi siempre son fácil de identificar en el otro a través de su expresión corporal o sus palabras. Lo difícil es reconocerlas en ti mismo, así que he pensado: ¡disfrutemos de un verano de películas trabajando las emociones!

Películas para trabajar las emociones

Conocer las emociones te ayuda a crecer en todos los ámbitos. Muchas personas no saben reconocer las emociones, así que a través de las películas es una buena forma de provocarlas y vivirlas. Algunas películas son ya muy nombradas como la primera que os propongo: Inside Out (2015), pero otras no tanto. ¿Habías pensando volver a ver Cuando Harry encontró a Sally (1989), para trabajar la alegría?

Para aprender más sobre las emociones o inteligencia emocional en general te sugiero dos películas, una para todos los públicos y otra quizá más complicada, pero muy interesante:

  • Inside Out – Al revés – (2015): Esta película presenta cada una de las emociones a través de cinco personajes Alegría, Ira, Miedo, Asco y Tristeza  que viven en el cerebro de un preadolescente. Es un film tanto para niños como para adultos. Es un largometraje muy didáctico sobre cómo sentimos las emociones en nuestro día a día y, sobre todo, ante los cambios o conflictos.
  • Birdmand (2014) :¿Cómo enfrentarte a las emociones o cómo expresarlas? Una película un poco difícil de ver, pero que ganó un Oscar en 2014. Michael Keaton se enfrenta a retos cotidianos relacionados con lo profesional, lo familiar y lo personal. Un película sobre crecimiento personal y autorrealización totalmente ligada a la gestión de las emociones.

 

Alegría

Quizá es difícil encontrar una película donde solo se trabaje una emoción, pero si se puede elegir algunas en que la alegría reina durante la mayor parte en el largometraje, simplemente porque te hace reír la trama o sucesos que le ocurren a los personajes. A veces, cuesta reír, pero reír de verdad, a carcajadas. Las preocupaciones o responsabilidades no dejan mucho tiempo para ello quizá…

La alegría puede manifestarse en las películas con finales felices, películas de comedia o aquellas en las que la personas protagonista la representa, por ejemplo Pequeña Miss Sunshine, (2006), te propongo algunas más:

  • Cuando harry encontró a Sally (1989): Meg Ryan, y Billy Crystal te mantienen en la mayor parte de la película la emoción de la alegría activada, se despertará en ti una ligera sonrisa en muchos momentos cómicos de la pareja. Es simplemente bonita y muy azucarada como muchas de las películas de esos tiempos.
  • Con faldas y a lo loco (1959): Dirigida por Billy Wilder con la actuación de Marilyn Monroe, es de las antiguas, pero no deja espacio para otras emociones, sin duda, es una risa continua.
  • Cómo sobrevivir a una despedida (2015): Una española no tan conocida, que no es especialmente para hacer una gran reflexión, sin embargo, ideal si lo que quieres es una película de humor. Seguro que has ido a una despedida de soltero o soltera alguna vez en tu vida, pero nunca tan loca. ¡Prepárate para reír!

Tristeza

La emoción de la tristeza es una de las básicas que al hacernos adultos escondemos y dejamos poco salir, cuesta reconocerla y en muchos casos se transforma en bloqueos, enfado, miedos o la tan común ansiedad del día a día. Muchas películas te pueden hacer llorar, hacerte sentir esta emoción, pues en el cine si hay algo que no falta es el drama. Yo te recomiendo dos de las que sin duda no podrás escapar:

  • Un monstruo viene a verme (2016): Un niño de doce años se enfrenta a la separación de sus padres y cáncer de su madre con la ayuda de un monstruo imaginario. Una película en la que la emoción de tristeza se mantiene presente en toda la historia, a la vez muestra que no pasa nada, llorar es un acto de valentía y no de cobardía. Así que es dura, pero merece la pena verla y es muy bonita.
  • El campeón (1979): Si eres de los que te gustan las películas más antiguas, este es un film para acercarte a la emoción la tristeza. Muchos críticos de cine la nominan como la película más triste de la historia. En resumen, la película trata de un boxeador alcohólico que pelea contra su ex esposa por la custodia de su hijo tras ésta haberlo abandonado a los 7 años. El final es devastador.

Miedo

Las películas de miedo no son para todo el mundo. El miedo es una emoción que varia según la persona, además hay muchos tipos de miedo, por ello, podemos ver películas de terror y sustos, pero también, films donde se manifiesta en sus variantes y el protagonista se enfrenta a ellos. Un ejemplo de esto sería El discurso del rey (2010), donde el protagonista tiene miedo escénico. Te doy un par más:

  • El resplandor: Típica, pero claro ejemplo de películas de lo que comúnmente llamamos “de miedo”. ¿Hay algo que dé más miedo que la esquizofrenia de Jack Nicholson? Seguro que esta película si la has visto y piensas en ella se te ponen los pelos de punta. Si hace tiempo que no sientes miedo/pánico y te gusta, esta es una película para sentir esa emoción.
  • La vida de Pi (2012): Sí, es una película que trabaja el miedo, pero no de terror a lo Stephen King, trabaja el miedo desde la superación para poder sobrevivir. Es una película para todos los públicos con escenas espectaculares.

Ira

Creo que existe una larga lista de películas que te podrían provocar la ira. Cualquiera sobre historia puede despertar tu enfado e indignación y además, en muchas se suele mezclar esta emoción con la tristeza, por ejemplo la La lista de Schindler (1993) o American History X (1998). También, otras películas como la clásica Rocky (1977), una película donde prima la emoción de la ira sobre otras. Sin embargo, para ver la ira desde fuera con películas te recomiendo:

  • Tarde para la ira (2016): Premio Goya a la mejor película 2017, un thriller dirigido por Raúl Arévalo. Se trata de un largometraje sobre la venganza, donde la ira del protagonista le va conduciendo por toda la trama.
  • Taxi driver (2014): Un film de Martin Scorsese que te mantiene en vilo durante toda la peli. El protagonista, Robert de Niro, representa una persona que se mueve bajo emociones como el miedo y la ira.
  • El hombre más enfadado de Brooklyn (2014): Un hombre que odia casi todo lo de la sociedad en la que vive. Una película para ver la emoción de la ira desde fuera y reírnos de ella, aunque en momentos también nos llevará a la tristeza.

Espero que te haya gustado este artículo. Si quieres leer otros de este tipo te sugiero: Los mejores libros de coaching sistémico para leer en verano.

¡Feliz verano!

Uso de cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros que sirven para acceder y visualizar mejor el contenido, para mejorar nuestros servicios y para la recogida de estadísticas sobre tus hábitos de navegación. Si estás de acuerdo pulsa aceptar o sigue navegando. Si deseas más información pulsa en política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies