fbpx

En consultoría sistémica hablamos del orden y la jerarquía en la empresa como uno de los tres ejes fundamentales para alcanzar el éxito. En necesario replantearse cómo sería la jerarquía empresarial ideal para mi empresa o cómo es el organigrama actual cuánto antes para ver si es ahí donde fallamos. ¡Vamos a ello!

Para empezar a hablar del concepto del orden quiero recordarte que las leyes sistémicas en la organización (orden, pertenencia y equilibrio) no se entienden por separado, están interrelacionadas, así que aunque siempre tratamos de explicar una a una sin querer se entremezclan entre sí y es necesario el cumplimiento de todas ellas. Jan Jacob Stam nos dice que las organizaciones más conectadas con sus raíces y sus orígenes son más fuertes para afrontar las crisis. Para que esto ocurra han de cumplirse tres principios básicos, si por algún motivo uno de estos no es respetado se generan una serie de dinámicas que conducen al deterioro:

  • El vínculo hacía la organización: la pertenencia.
  • Dentro del sistema existe y tiene que haber un orden.
  • Ha de darse siempre un equilibrio entre dar y tomar.

“El orden es la manera en que todas las personas dentro del sistema organizacional están conectadas”

A pesar de lo que acabamos de contar de que estos principios van relacionados, trataré de explicar el concepto de orden-jerarquía. El orden es la manera en que todas las personas dentro del sistema organizacional están conectadas. A la vez, si entendemos la empresa como un sistema entenderemos que dentro de todo sistema existe un orden que para que funcione tienen que considerarse todas sus partes, no pueden haber huecos vacíos. Cada miembro tiene su sitio y si este lo abandona la producción empieza a tambalear. Una de las primeras cuestiones, por tanto, en cuánto a la jerarquía de una empresa es observar si cada persona está ocupando el lugar que le corresponde dentro de la organización y luego, si hay huecos vacíos quién los está ocupando.

¿Cuál es el organigrama de mi empresa?

Toda organización tiene un organigrama, una estructura empresarial escrita en algún documento o en los nombres en las puertas de las oficinas, pero: ¿se cumple?. Por muy bien definido que lo tengamos en el papel, en la práctica no se desarrolla como lo habíamos planteado.

Existen desordenes que debemos tener en cuenta. Por ejemplo, un problema común que suele ocurrir es olvidar la posición de los trabajadores que tienen más tiempo en la empresa. Puede que haya una actitud de estas personas a creerse con más derechos por llevar más tiempo en la empresa, también puede que no, pero existe esa creencia y suelen ser tratados más duramente y cargados con más responsabilidades también. Para conseguir en este punto poner orden en nuestra estructura empresarial es necesario que pongamos en su lugar a quienes llegaron primero, para luego poder intregar a los nuevos sin que ninguno sienta falta de reconocimiento y valor. Recuerda todos ocupan un lugar necesario.

La jerarquía y el liderazgo

Otra cuestión cuando hablamos de orden son las relaciones jerárquicas dentro de la empresa, también de liderazgo, y aunque para hablar de liderazgo sistémico necesitaríamos otro artículo, quedémonos con lo básico: ¿Qué pasa cuando un miembro toma poderes o responsabilidades que no le corresponden? Quizá, el mismo jefe o un alto rango está dando más importancia a unas personas que a otras. En estos casos, estamos desordenando. Para que funcione la organización correctamente cada persona tiene que estar en el lugar con las funciones y el papel que les corresponde.

Si detectas que el orden puede ser uno de los déficit en tu empresa, consulta nuestros servicios y llámanos. El orden es igual a fuerza y ganancia. ¡Queremos ayudarte!

 

Consultoría sistémica

Uso de cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros que sirven para acceder y visualizar mejor el contenido, para mejorar nuestros servicios y para la recogida de estadísticas sobre tus hábitos de navegación. Si estás de acuerdo pulsa aceptar o sigue navegando. Si deseas más información pulsa en política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies