fbpx

Las organizaciones necesitan tener un orden. En el sistema organizacional hay un lugar disponible para cada parte (persona, función, equipo, departamento o área) y debe ocupar su propio lugar dentro de la organización para generar fuerza y energía como un todo. ¡Sigue leyendo para aprender más!

Para hablar de orden empecemos por su contrario: el desorden dentro de la organización. El desorden, la exclusión de partes o la confusión del orden genera pérdidas en las empresas. Estos tres fenómenos son consumidores de grandes energías que no pueden ser usadas en el trabajo, en el desarrollo del talento, la producción, comercialización, etcétera. El orden, sin embargo, crea las condiciones necesarias para que el trabajo fluya con dinamismo y efectividad.

La importancia del orden en la empresa

Te estarás preguntando cómo puedes saber si tu organización está bien ordenada. Te recomiendo utilizar el pensamiento sistémico y analizar cada uno de los 4 órdenes sistémicos siguientes:

1.Orden en los productos y servicios. Se trata de ver cuál es la función sistémica de la organización en el mundo exterior. No se trata de cómo hacemos las cosas internamente, sino de cómo nos percibe el mundo exterior: ¿Qué somos nosotros para el mundo exterior? ¿Qué quiere el mundo exterior que seamos ahora, y en el futuro?

Por ejemplo: Un promotor construye casas unifamiliares, pero ofrece “la posibilidad de vivir en casas sostenibles”. El equipo debe conocer cada uno de ellos y nosotros ponerlos en orden. Es decir, en el ejemplo anterior tenemos que preguntarnos qué va primero: “ofrecer casas unifamiliares” y “sostenibles” le da soporte o “casas sostenibles” y “ofrecer casas unifamiliares” va en segundo lugar. Luego, debes averiguar qué miembros del equipo están más alineados a uno u otro (producto o servicio) y cómo son sus propios valores, esto les hará alejarse o acercarse más.
Evita pensar: cómo lo hacemos y qué vendemos.

2.Orden en las distintas funciones:
a) Las funciones estratégicas, que crean las condiciones para mantener a la organización como un todo con autonomía y le aseguran un lugar en la sociedad.

b) Las funciones centrales que están relacionadas con las anteriores, por ejemplo, el farmacéutico en una farmacia, el profesor en la universidad, el médico en el hospital etcétera.

c) Las funciones que proporcionan información necesaria para llevar a cabo correctamente las funciones básicas. Ejemplo: el laboratorio entrega los informes al médico para que haga un diagnóstico correcto. El área financiera confecciona un informe para que la dirección pueda tomar una decisión en la compra de una nueva máquina para la fábrica.

d) Las funciones de soporte para que el resto funcione. Por ejemplo, los recursos humanos en un gran centro comercial, la funciones de limpieza en el comedor de la fábrica, las recepcionistas en la empresa, etcétera.

3.Orden en la contribución sobre el pasado o el presente. Reconocer cada una de las aportaciones al sistema, es decir, lo que aportó un ingeniero o ingenieros que idearon un nuevo producto, un departamento que abrió nuevos mercados, el fundador o fundadores que hicieron una contribución muy importante y debemos reconocer cada una de esas aportaciones al sistema. Sin olvidar revisar quién actualmente está contribuyendo de forma favorecedora para mantener el buen flujo de la organización como, por ejemplo, el vendedor que ha conseguido un gran pedido.

El reconocimiento a estas personas como una contribución especial a la empresa y agradecimiento del gran mérito que han hecho harán que se sientan plenamente vistas y se sentirán parte importante de la organización.

4.Orden en la antigüedad, es igual de importante que las anteriores. Cuánto tiempo lleva cada persona trabajando con nosotros, en su profesión actual y el tiempo que  llevan dentro de cada equipo. Así como igual de importante es la gente de mayor edad como los empleados más jóvenes (estos suelen ser más rápidos y mejores en habilidades) pero ambos requieren el reconocimiento por igual. En este caso nos planteamos también cuestiones como la jerarquía de la empresa.

Espero que te haya servido y a partir de aquí puedas comenzar tu análisis para que el comienzo de año venga con más fuerza. En todo caso, podemos acompañarte en el proceso a través de nuestras soluciones para empresas.

¡Soluciones!

Uso de cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros que sirven para acceder y visualizar mejor el contenido, para mejorar nuestros servicios y para la recogida de estadísticas sobre tus hábitos de navegación. Si estás de acuerdo pulsa aceptar o sigue navegando. Si deseas más información pulsa en política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies